Amnistía Internacional México comparte las preocupaciones sobre el espionaje a personas defensoras de Derechos Humanos
Agencias . /
2017-06-19 17:38:14
*“Las personas periodistas y defensoras de los derechos humanos ponen constantemente en riesgo sus vidas para defender los derechos de todos y para informar al público. Esto no es un crimen y el espionaje sobre estas actividades es ilegal y no puede justificarse. Estas acciones deben ser investigadas pronta y adecuadamente”
Boletín ./ Ciudad de México, México
El día de hoy Citizen Lab y las organizaciones ARTICLE 19 (Oficina para México y Centroamérica), R3D: Red en Defensa de los Derechos y Digitales y SocialTIC presentaron el informe #GobiernoEspía, vigilancia sistemática a periodistas y defensores de derechos humanos en México, una investigación que demuestra el uso de malware con el objetivo de espiar teléfonos móviles de defensores de derechos humanos, periodistas y activistas anticorrupción.

Amnistía Internacional México hace público que comparte las preocupaciones de estas organizaciones frente al espionaje de personas defensoras de Derechos Humanos, periodistas y activistas.

En un mundo donde los poderosos imponen de forma creciente un discurso dañino que menoscaba los derechos humanos, los derechos a la privacidad y a la libertad de asociación y de expresión son más importantes que nunca. La combinación de vigilancia selectiva, nuevas tecnologías para amenazar y silenciar a las personas, el uso indebido de las leyes y represión de protestas pacíficas ha creado un nivel de peligro sin precedentes para los y las activistas de derechos humanos, tal como documentamos en el informe: “Defensores y defensoras de los derechos humanos bajo amenaza. La reducción del espacio para la sociedad civil”.

Al respecto de este tema, Erika Guevara-Rosas, Directora para las Américas, dijo:

“Esta nueva evidencia confirma que periodistas y defensoras y defensores de derechos humanos mexicanos son blanco de prácticas ilegales diseñadas para interferir y obstaculizar su trabajo. Estos hallazgos son consistentes con las investigaciones previas de Amnistía Internacional y muestran un claro patrón de uso ilegal de la tecnología en un intento de controlar cualquier crítica contra quienes están en el poder”.

“Las personas periodistas y defensoras de los derechos humanos ponen constantemente en riesgo sus vidas para defender los derechos de todos y para informar al público. Esto no es un crimen y el espionaje sobre estas actividades es ilegal y no puede justificarse. Estas acciones deben ser investigadas pronta y adecuadamente”.

Adicionalmente, las redes de troles generan campañas de desinformación cuyo objetivo es desacreditar y estigmatizar a quienes defienden los derechos humanos. Estas tendencias se suman al ya peligroso arsenal de herramientas de supresión, entre ellas los homicidios y las desapariciones forzadas, la represión del derecho a protestar de forma pacífica y el uso indebido de leyes penales, civiles y administrativas para perseguir a los defensores y defensoras de los derechos humanos.
 
  NDV VIDEO
Diputada Cecilia Soto González, PRD.
 
  EL COCO
El ofrecimiento que hizo el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para que un helicóptero de Seguridad Publica sobrevuele Xalapa como parte de una supuesta estrategia de combate a la delincuencia, nos cuesta a los veracruzanos un ojo de la cara. Solo el arranque de este aparato tiene un costo de ¡30 mil pesos!, más lo que se lleva en esos inútiles vuelos, que son paseos que se dan por el cielo de Xalapa piloto y copiloto porque en nada contribuyen en el combate a las bandas delincuencias. Ya gastamos en drones, ahora en instalar ocho casetas de control y un helicóptero y nada, la delincuencia sigue actuando con toda impunidad. Nada funciona.
 
  FOTO DEL DÍA
Investigadores mexicanos desarrollaron un software que procesa el llanto de los bebés para poder detectar con hasta 95 % de precisión alguna patología como sordera, asfixia o hiperbilirrubinemia, informó hoy el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). El programa, desarrollado por investigadores del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), funciona a través de modelos computacionales inteligentes que analizan el llanto del bebé en los primeros seis meses de vida.