Porque soy noticia
Por: José Pastor
HAGO mi “agosto”
2017-01-20 / *ME REBELO
PORQUE SOY NOTICIA…

… es que empezarán pronto los señalamientos en mi contra por tener dentro de mi gobierno a un ex funcionario involucrado en los supuestos desvíos de recursos durante la administración del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa. Como gobernador de Veracruz prometí que se llevaría a la cárcel a todos los involucrados en el saqueo de las finanzas veracruzanas. Empero, resulta que tengo como director de Inversión Pública a Juan Gabriel Hernández Jiménez. ¿Quién es Juan Gabriel Hernández Jiménez? Uno de los involucrados en las 15 denuncias presentadas por la Auditoría Superior de la Federación por engañar a la autoridad intentando ocultar faltantes de recursos públicos. En las denuncias presentadas por la ASF se acredita que los funcionarios del gobierno de Veracruz que desviaron por lo menos dos mil 500 millones de pesos realizaron movimientos bancarios, primero para simular la solventación de las irregularidades detectadas por la Auditoría y después para retirar los recursos y depositarlos en cuentas distintas, sin que pudieran acreditar el destino final de esos recursos. En el número 21 de la lista de 29 ex funcionarios involucrados, que yo como Miguel Ángel Yunes Linares hice circular a los medios de comunicación cuando fungí como diputado federal, aparece Juan Gabriel Hernández Jiménez. Lo cierto, es que pareciera que soy de memoria corta y ahora Juan Gabriel goza de mi protección. Tan es así que este funcionario hasta se está dando el lujo de remodelar sus oficinas, sin importarle la crisis financiera que impera en la entidad, y por la cual se está despidiendo a muchos empleados… ¿Y el cambio prometido?

… HAGO mi “agosto”. Resulta que como Registro Agrario Nacional me he convertido en todo un negocio para quienes tienen la responsabilidad de atender a las personas que acuden a realizar trámites. Algunas de las personas, quienes llegan desde las 4 de la mañana para hacer fila, han denunciado que se registra una corrupción descarada, horrible y bastante cansada, pues llevan muchos años para solucionar algún tema por unos procedimientos o sistemas arcaicos. Resulta que algunas personas que se dicen abogados y se hacen pasar como gestores piden diversas cuotas de dinero para que el “el trámite salga rápido”. Todo se hace en lo descarado y pareciera que quien está al frente de este organismo se hace de la vista gorda… ¿O será que también se hace de la cartera gorda?

… ME PREGUNTAN ¿quién me planchó? Y es que luego de que decidiera renunciar al partido Morena como diputado local se exhibió una fotografía donde yo como Sebastián Reyes Arellano me vía muy sonriente con el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, justo cuando acudió a acompañar a los alcaldes, quienes protestaban por la falta de transferencias de recursos a los ayuntamientos. El que me haya encadenado este jueves a la tribuna para exigir que fuera votado un dictamen del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares generó toda una serie de habladurías de con cuanto engrosaron mi cartera para llegar hasta esta dramatización… ¡Sólo, pero afortunado!

… EXHIBEN mi poco oficio político. Resulta que mi novatez en la “polaca” ya ha sido cuestionada en diversas ocasiones al fungir como titular de la Junta de Coordinación Política, y este jueves lo volvieron hacer. Y es que el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Edel Álvarez Peña, presentó una controversia constitucional por incumplimiento de Legislatura de aprobar mínimo un dos por ciento de presupuesto al Poder Judicial de Veracruz. Dicen que como Sergio Hernández Hernández no estoy siendo bien asesorado y pronto podría emprender procedimientos legales por estar como aprendiz de titular de la Jucopo… ¡Ay cómo cuesta aprender!

… ME REBELO. Resulta que como diputada local no tuve empacho en señalar que el ex secretario de Salud, Juan Antonio Nemi Dib, quiere lavar su cara en mi espalda. Y es que el ex funcionario estatal señaló que yo como Ángela Soto al fungir como líder sindical de la Secretaría de Salud soy “la jefa de la mafia” de toda la corrupción que imperó al interior de este organismo, donde se ha ventilado desde venta de plazas hasta compra de medicamentos clonados con los cuales se atendió de manera inhumana a niños con cáncer… ¿Quién dirá la verdad?

La noticia soy yo todos los viernes, por el simple placer de ser noticia. José Pastor, soynoticia@gmail.com
 
  MÁS ENTRADAS
2016-10-25 / La Tengo sucia igual que mi "amigo"
2016-08-01 / SE RIERON de mí
2016-07-19 / … ME PONGO rebelde.
2016-07-12 / ESTOY SÓLO
2016-06-21 / ME REFUTAN
2016-06-10 / ME DAN por presidenta
2016-06-07 / … SOPRENDÍ a muchos.
2016-05-17 / PIDO que se descongelen las iniciativas
2016-05-10 / ME LANZARON al ruedo
2016-05-06 / ESTOY de luto
 
  NDV VIDEO
La legisladora de MORENA lamentó que la comunidad Lésbico Gay de Veracruz se sienta decepcionada con ella.
 
  EL COCO
EL COCO Después de haberlos criminalizado y de haber sufrido una crítica lacerante por parte de la sociedad por su sensibilidad de paquidermo, el gobierno de Veracruz, ha querido expiar sus culpas y --con bombo y platillo-- ha mandado a su mayordomo y fotógrafo, quien también actúa como fiscal, a que entere al mundo que el fiscal especial para indagar las razones del crimen en contra de la familia Martínez Pech el sábado pasado en Coatzacoalcos, ha iniciado y con toda la fuerza y músculo de la que disponen las autoridades estatales y prometió resultados sobre la identidad de los cobardes asesinos de cuatro infantes y dos adultos, que pese a ser cristianos, ya fueron acusados de estar coludidos con el crimen organizado... Está claro que a esta monarquía azul (perdón gobierno democrático), le aplica aquel refrán que dice que: no es lo mismo ser borracho que cantinero...
 
  FOTO DEL DÍA
Abandonado a su suerte y olvidado por el gobierno de Veracruz, el escritor Sergio Pitol Demenéghi se encuentra a la espera de que su vida expire. La Afasia Primaria Progresiva no Fluente, que desde hace casi una década le fue diagnosticada, lo tiene al borde del final. El Premio Cervantes de Literatura espera --impávido-- que la luz brillante de su escencia física se extinga. Triste pero cierto.