Polisemia
Por: Cecilia Muñoz
Inseguridad
2017-06-04 / *Lo que no falta, sin embargo, es el detalle de la sangre
Comentan la noticia con interés momentáneo. Tienen los ojos bien abiertos, pero no durará. En unas horas la olvidarán. “Lo mataron”, dicen. Una persona, narradora nata, describe los resultados del crimen, admitiendo desconocer qué lo originó: ¿riña, lucha territorial, intento de asalto?

Lo que no falta, sin embargo, es el detalle de la sangre, la tardanza de la ambulancia, el rictus en el rostro, el círculo de gente alrededor, probablemente inútil (ni un doctor, ni una enfermera, podríamos apostar). Y la fotografía malhecha que centra su atención en la manta –que no alcanza a cubrir la muerte extendiéndose– y olvida los espacios a su alrededor.

Las justificaciones no faltan. “Es un sitio inseguro”, afirman con tranquilidad, ajenos, resguardados. “Inseguro”, como caminar al borde de un precipicio o dejar los contactos descubiertos en una casa con un bebé muy curioso. “Inseguro, ya sabes, te matan si te resistes”.

A menudo decimos “inseguro” por no decir “deshumano”. Y no es la reprimenda eclesiástica ni el oportunismo del candidato en turno que vocifera que la sociedad ha perdido valores (nunca dicen cuáles valores, por cierto), sino un pequeño lamento. “Te matan si te resistes”. Sabemos que es cierto, ¿pero por qué? Queremos ser buenos comprendiendo la necesidad del que roba, imaginándonos niños con hambre, familiares enfermos… pero debe ser difícil creerlo cuando ante ti se alzan tres o más hombres amenazadores que te despojan de todo lo que traes puesto.

Queremos ser buenos comprendiendo la necesidad del que roba, aunque sospechemos que de necesidad tiene poco… ¿pero del que mata? ¿Qué lleva a un ser humano a traspasar la carne de otro? ¿Cuál es el arrojo, cuál es la ira que lo mueve, cuál es la mirada que devuelve y cuál es la noche en la que concilia el sueño?
En la fotografía, la manta es protagonista. En sus extremos, los posibles caminos de huida. Y me parece que esa tierra es la que está más mancillada que la cubierta de sangre.




Correo: polisemia@outlook.es
Twitter: polisemia_CM
 
  MÁS ENTRADAS
2017-10-16 / El Día de las Escritoras
2017-10-09 / Chimalpopoca: fast fashion y nuestros hábitos de consumo
2017-09-25 / Las heroínas del sismo
2017-09-18 / Mara: Algo mayor que la tristeza
2017-09-11 / La buena copa... menstrual
2017-09-04 / Como perros y gatos
2017-08-28 / Airbnb
2017-08-14 / La oportunidad de Veracruz
2017-08-07 / ¿Y a ti quién te quiere, Xalapa?
2017-07-17 / Biología básica para provida
 
  NDV VIDEO
Coord. del GPPRI César Camacho, entrevista con medios de comunicación
 
  EL COCO
Luis Velázquez exalta y presume la honestidad profesional de Noé Zavaleta, corresponsal de Proceso. Dice que el reportero es una lucecita en el largo y extenso túnel de la ignominia social. Lo defiende a carta cabal y denuncia que a diferencia de él, todos los reporteros que cubren el Palacio Legislativo, blindan y protegen --porque les pagan-- a Sergio Hernández a Elisa Manterola y a la gordita diputada Mariana Dunyaska. Me pregunto que pensarán de esa generalización del maestro Velázquez varios de los chicos y las chicas que le mandan sus notas a Noé cuando él no va a las sesiones...
 
  FOTO DEL DÍA
Autoridades holandesas desalojaron el aeropuerto de Schiphol en Ámsterdam después de que la policía militar disparara a un desconocido que amenazaba a los pasajeros con un cuchillo.