Coordenadas
Por: Enrique Quintana
El extraño caso de Javier Duarte
2017-04-19 / *Si la detención de Duarte fuera a favorecer inequívocamente al PRI, tal vez podría construirse la hipótesis de que se trató de una maniobra electoral
En las redes sociales, desde el sábado por la noche y hasta el día de ayer, pueden encontrarse amplias referencias respecto a la ‘conspiración’ detrás de la detención de Javier Duarte en Guatemala.

Que si hubo un acuerdo para canjear la detención por la inmunidad de la familia; que si se eligió la Semana Santa para que se diluyera el impacto; que si el viaje de la familia fue para despedirse, porque sabían que iba a ser detenido, y súmele toda una serie de especulaciones. Todas caben.

La única que parece fuera de lugar, porque nadie la refiere, es la que alude al azar, es decir, la que refiere a la circunstancia de que precisamente ahora se encontraron las pistas suficientes para determinar la localización de Duarte, al margen de tiempos electorales.

El PRI ya dijo que el hecho evidencia la determinación de la autoridad para ir en contra de los corruptos, lo que ha generado suspicacias.

El PAN ya dijo que el PRI y el gobierno pretenden ‘lavarse la cara’, lo que implica sólo dar la apariencia de que se va a ir contra de la corrupción, sin realmente hacerlo.

Morena –por la vía de AMLO– ya dijo que la van a querer implicar en los malos manejos de Duarte para impactar negativamente en los resultados probables en el Estado de México.

En México tenemos una propensión natural a imaginar que todo ocurre por una conspiración. ‘Nada es casual en la política’, reza el adagio.

Y, no es gratuito. Por décadas, los procesos sociales y políticos eran articulados por la autoridad federal. Por el presidente, para decirlo rápido. Había un gran centro de comando que tomaba todas las decisiones. No había causalidades.

Si la detención de Duarte fuera a favorecer inequívocamente al PRI, tal vez podría construirse la hipótesis de que se trató de una maniobra electoral.

Ya las encuestas dirán, pero por lo que se percibe en la opinión pública, no me parece que necesariamente el PRI sea el beneficiario del hecho. Bien podría ser el más perjudicado.

Si observamos lo que hay atrás de tres casos notorios: Yarrington, Lozoya y Duarte, podremos entender.

Que en un caso haya sido la autoridad norteamericana y su larga mano que llegó hasta Italia; que, en otro, el motor sea la confesión de los ejecutivos de Odebrecht ante la autoridad norteamericana; y que, en el otro, sea esencialmente la acción de la autoridad mexicana, así haya ocurrido la detención en Guatemala, no obsta para hacer creer que todo es parte de un solo plan. Nos imaginamos una especie de mano invisible.

Contra lo que muchos creen, la vida y la política son complejas y frecuentemente azarosas. Los tres casos citados no tienen una causa única. Obedecen a procesos diferentes. Lo único que tienen como fondo común es un movimiento internacional de combate a la corrupción.

Este tema está muy lejos de ser un asunto vinculado sólo a los comicios del próximo junio.

Después de las elecciones estatales, el tema seguirá como uno de los grandes asuntos del país, implicando a personajes de todos los colores y banderas.

O ¿acaso alguien cree que se podrá tapar el sol con un dedo? O ¿habrá algún grupo político que se sienta tan puro como para tirar la primera piedra?

Si ya lo imaginó, ni me diga.

Twitter: @E_Q_
 
  MÁS ENTRADAS
2017-04-17 / De la captura de Duarte a los vaivenes de Trump
2017-03-02 / Cuando el optimismo resulta extraño
2017-02-02 / Por qué fracasaría el proyecto económico
2017-01-30 / ¿'Negotiator' o 'Terminator'?
2017-01-26 / Con Trump, el que se enoja pierde
2017-01-25 / Va el muro, ¿y ahora?
2017-01-23 / Las palancas de la negociación con Trump
2017-01-16 / ¿Viene austeridad de verdad?
2017-01-12 / Ignoren dichos, atiendan hechos
 
  NDV VIDEO
La legisladora de MORENA lamentó que la comunidad Lésbico Gay de Veracruz se sienta decepcionada con ella.
 
  EL COCO
Cuatro niños residentes de Coatzacoalcos, que jugaban y hacían tarea en su domicilio, resultaron daños colaterales en la guerra que el crimen organizado y la delincuencia han lanzado en contra de la sociedad y el gobierno. La afrenta criminal ha rabasado cualquier límite. Ya no hay respeto por la integridad de las familias. La impavidez gubernamental no debe ser solapada por quienes les dimos la oportunidad de gobernarnos. Es irónico que a un especialista en Seguridad Pública, como lo es el gober Yunes se le estén metiendo los criminales hasta por su cocina...
 
  FOTO DEL DÍA
Los fans de Timbiriche agotaron las entradas de los tres conciertos que la agrupación ofrecerá del 13 al 15 de septiembre en el Auditorio Nacional, por lo que se abrieron cuatro fechas más. A las ya mencionados, se suman las presentaciones de los días 16, 17, 21 y 22 del mismo mes en el “Coloso de Reforma”; la banda de pop también ofrecerá conciertos en el Auditorio Citibanamex de Monterrey el 12 y 13 de octubre y en el Auditorio Telmex de Guadalajara, el 19 y 20 de octubre. Como si el tiempo no hubiera pasado, la agrupación vuelve a causar la euforia de aquellos años, en los que sus seguidores se volcaban para estar cerca de ellos. Ahora, Sasha, Alix, Mariana, Benny, Erik y Diego están a punto de escribir otra página en su historia